Seguidores

miércoles, 22 de marzo de 2017

Esponja de Maquillaje de Silicona: Mi Experiencia


Buenos días preciosas

Desde que comencé a ver por INSTAGRAM el boom de las esponjas de silicona para aplicar la base de maquillaje me entró mucha curiosidad por ellas. La marca que comenzó a venderlas fue SILIDROP y aunque su precio no era excesivamente alto no me terminaban de convencer. Veía sus ventajas pero pensaba que la aplicación no podía ser tan buena como con las esponjas de maquillaje convencionales.



¿Se integrará bien en la piel el maquillaje? ¿Conseguiremos difuminar bien la base? ¿El acabado será natural o dejará la piel con demasiado producto?



Estas son algunas de las preguntas que yo me hacía y que hoy vengo a resolveros asi que si tenéis dudas como tenía yo, os invito a seguid leyendo.








Antes de empezar deciros que mi ESPONJA DE SILICONA la pedí a través de la web china ROSEGAL. Estaba genial de precio y asi aprovechaba el pedido que hice de las dos prendas de ropa que os enseñé  en este post la semana pasada. Creo recordar que apenas superaba 1 $  y si me iba mal tampoco era mucha la pérdida. Además creo que este tipo de esponjas son todas iguales, no hay diferencia de una marca a otra, salvo el precio. Al menos esto es lo que pienso yo.


Como podéis ver en las imágenes, se trata de una esponja de silicona. Viene presentada dentro de una bolsita de plástico que a su vez esta dentro de otra algo más rígida. 


Sólo tenéis que sacarla de la bolsa y empezar a utilizarla. Yo antes la lavé, por supuesto, con un poco de jabón y agua. 



Entre sus VENTAJAS os destaco las siguientes:


  1. No absorbe nada de maquillaje como si pasa con las BEAUTYBLENDER. Esto se nota muchísimo ya que se necesita la mitad de maquillaje en cada uso, por lo que ahorrar producto se ahorra y mucho.
  2. Se lava fácilmente con agua y jabón. Para dejarla completamente limpia sólo vais a tener que ponerla bajo el grifo y frotar un poquito con algo de jabón. No necesitáis nada más. La esponja en dos segundos está perfectamente limpia y lista para usarse de nuevo. 
  3. Es 100% higiénica. No tiende a acumular bacterias ni suciedad ya que basta con que la sequéis con una toalla o similar para que quede al instante completamente seca.
  4. Es muy blandita y muy suave y al poderse doblar con facilidad podemos llegar a zonas más pequeñas del rostro como contorno de ojos, aletas de la nariz...








Y hasta aquí todo muy bien, pero,

  ¿y en la práctica?



Pues para seros sincera la he usado 3-4 veces para poderos dar una opinión, pero nada más. Tardo mucho más en aplicar la base y el resultado me gusta mucho menos que aplicado con las esponjas convencionales.

Cuesta que la base se integre en la piel ya que parece que el producto resbala por ella pero sin llegar a asentarse. Se supone que hay que aplicar la base primero a toquecitos y después con movimientos lineares. Pero vamos que lo he probado de varias formas y cuesta que se integre y no quede a parches. Conseguir se consigue pero requiere de mucho más tiempo.



En definitiva, la aplicación es mucho más rápida y el acabado es mucho más bonito y natural con las BEAUTYBLENDER. Por cierto cuando os digo BEAUTYBLENDER me refiero a cualquier esponja de este tipo, no en concreto a las de esta marca.



En mi opinión sus ventajas no han hecho que me decante por ella y no os la recomiendo, aunque si os apetece probarla ya os digo que en ROSEGAL la tenéis por un eurillo o así y de esta manera os quitáis el gusanillo.



Y vosotras, ¿habéis probado estas esponjas de silicona? ¿qué opinión tenéis de ellas?





Como siempre, agradeceros el pasaros por aquí, dejar vuestro comentario o pregunta y por supuesto y si aún no lo has hecho, te invito a seguirme para no perderte ninguna de mis entradas.