Seguidores

lunes, 22 de enero de 2018

Double Wear de Estee Lauder: Mi Experiencia



Buenos días guapísimas


Si hay una base por excelencia esa es la DOUBLE WEAR de la firma americana ESTEE LAUDER. Lleva muchísimos años en el mercado y sigue teniendo una gran presencia en el mundo del maquillaje.


Asi que hoy vengo dispuesta a desgranarla y a contaros mi experiencia con la base más vendida de nuestro país.






Una de las razones que hacen que esta base sea tan aclamada es su duración, y es que promete un resultado impecable durante 24 horas siendo también intransferible. Promete además un acabado ligero, natural y agradable y por si fuera poco, promete adaptarse a todos los tipos de piel, ya sea grasa, mixta e incluso seca.



DOUBLE WEAR DE ESTEE LAUDER tiene un acabado semi mate y una cobertura media/ intensa que consigue tapar imperfecciones y manchas sin problemas.

Contiene además antioxidantes y FPS 10 que aunque no sea mucho, la verdad, retrasa el envejecimiento prematuro de la piel. No contiene aceites ni fragancias y por supuesto ha sido sometida a pruebas oftalmológicas y dermatológicas.






Como veis es una base que promete muchas de las premisas que yo busco en un maquillaje: duración, cobertura y confort. Y además está disponible en un montón de tonos aunque siendo justa aquí en España no vamos a poder encontrar ni la mitad 😢


El mío es el 4N1 SHELL BEIGE (soy NC40 en MAC) y aunque la compré en NOTINO sin haber hecho swatches antes no pude estar más acertada. Me guié por reviews que encontré por la red. Por cierto en NOTINO tenéis 18 tonos disponibles mientras que en SEPHORA sólo tienen a la venta 8, la diferencia es brutal 🙈






Una de las cosas negativas que tiene la base y en la que todas las que la tenemos estamos de acuerdo es en que no tiene dispensador. Su envase es de cristal, robusto y pesado y se echa en falta eso, un dispensador con el que sacar el producto de forma más controlada. Creo que podemos comprarlo aparte pero por el precio que tiene debería traerlo, ¿o no?

En cuanto a la textura es totalmente líquida y en mi opinión mucho más ligera de lo que esperaba teniendo en cuenta la alta cobertura que tiene. No es una base ultra ligera de acabado super natural que deja ver la piel debajo. Pero tampoco es una plasta que nos ponemos en la cara y que resulta más una careta que un perfeccionador de la piel.


Yo la llevo cómoda e incluso ligera. También tengo que decir que siempre la aplico con una esponja tipo BEAUTY BLENDER y que por supuesto, aplicada con brocha el resultado será diferente, mucho más pesado seguro. De ahí que os aconseje probarla de ambas formas y asi poder comprobar cuál es la que mejor se adapta a vuestras necesidades.






No noto que me marque poros ni arruguitas y eso que por desgracia, voy sobrada de ambas cosas. Tampoco noto que me reseque la piel especialmente, eso si, siempre hidrato mi piel a conciencia antes y es que no hay mejor prebase que una buena hidratante. Aun asi, quizá no sea la base perfecta para las pieles más secas.


Y en cuanto a la duración, os tengo que decir que estoy encantada. Es la base que mejor me aguanta y a la que estoy recurriendo desde que la tengo cuando no quiero que mi maquillaje falle. Los brillos tardan mucho más en aparecer por lo que en este sentido la hacen perfecta para las pieles más grasas.


Como veis es una base con la que estoy muy contenta y por eso no descarto probar también la nueva DOUBLE WEAR NUDE WATER FRESH con mayor factor de protección y más ligereza. Creo que puede ser perfecta para diario.




Y vosotras, ¿habéis probado esta base de maquillaje? ¿cuál es vuestra experiencia con ella?




Como siempre, agradeceros el pasaros por aquí, dejar vuestro comentario o pregunta y por supuesto y si aún no lo has hecho, te invito a seguirme para no perderte ninguna de mis entradas.