Seguidores

lunes, 22 de octubre de 2018

Probando la Cosmética de Decléor



Buenos días preciosas


No sé la razón, pero a pesar de tener desde hace mucho tiempo muchas ganas de probar algo de la firma DECLÉOR, no ha sido hasta hace poco más de un mes que me decidí a hacerlo.


Recuerdo cuando la anunciaba Paula Echevarría (fue ahí cuando por primera vez llamó mi atención) y cuando youtubers como AISHAWARI la sacaban en sus vídeos, pero como os digo, a pesar de tentarme demasiado no me decidí a probarla. 

Y ha sido ahora, buscando un producto para desmaquillar mi piel cuando me he decidido a incluir dos productos de su gama facial en mi rutina.









En mi rutina de limpieza nocturna sigo el ritual asiático de los dos pasos. Primero elimino el maquillaje con un producto oleoso y termino con un producto al agua, ya sea jabón, gel o similar. Me funciona muy bien esta técnica, mantengo con ella la piel mucho más limpia y cuando te acostumbras a hacerla ya no puedes pasar sin ella.









Este aceite llamó mucho mi atención ya que contiene también micelas, esas partículas que se han puesto tan de moda para limpiar la piel y que consiguen arrastrar toda la suciedad y grasa de ella.


En su formulación no vais a encontrar parabenos, aceites minerales ni colorantes artificiales, y además de las micelas, está compuesto por aceite de almendras dulces y fitoescualeno, un derivado del aceite de oliva que ayuda a suavizar y alisar la piel sin dejar sensación grasa.







Para usarlo tenéis que aplicarlo en el rostro, masajearlo y después emulsionarlo con un poquito de agua. Por último basta con aclarar.



Consigue llevarse todo el maquillaje, incluido el de ojos y deja la piel fresca y muy calmada. Yo disfruto con este momento. Me aporta paz, calma y como lo utilizo por la noche consigo relajarme muchísimo. Para mi es primordial mi rutina de belleza, es mi momento y me da igual tardar 10, 15 o hasta 20 minutos, los disfruto muchísimo.



Además, ya sabéis que DECLÉOR basa también su eficacia en el poder de la aromaterapia asi que hay que intentar relajarse durante el proceso y aprovecharse también de su aroma.




Aprovechando que ya me había estrenado con la marca y coincidiendo con el final del verano, necesitaba un producto que me ayudara a difuminar las manchas asi que me hice con el tratamiento localizado antimanchas de la gama HYDRA FLORAL WHITE PETAL.

Os tengo que reconocer que lo compré sin muchas esperanzas, pero estoy asombrada con los resultados obtenidos. Sólo llevo algo más de un mes usándolo y ya he notado diferencias en la pigmentación de mis manchas. 








Estoy siendo muy constante y lo aplico dos veces al día, justo después de la limpieza y antes del tratamiento habitual. Por supuesto por la mañana no os olvidéis del protector solar.

Está enriquecido con aceite esencial de Camomila Romana, aceite esencial de naranja dulce y con extracto de Guisante. Y lo mejor de todo es que no me reseca (la mayoría de los productos de este tipo lo hacen).

Existen un montón más de productos que completan esta gama como un serum, una mascarilla de noche y una CC cream. No creo que tarde en hacerme con ellos, me ha fascinado.



Como veis mi primer encuentro con la firma ha sido fabuloso asi que como os digo no creo que tarde en enseñaros algún otro producto DECLÉOR.



Y vosotras, ¿habéis probado algo de la marca? ¿qué me recomendáis?



Como siempre, agradeceros el pasaros por aquí, dejar vuestro comentario o pregunta y por supuesto y si aún no lo has hecho, te invito a seguirme para no perderte ninguna de mis entradas.