Seguidores

viernes, 28 de julio de 2017

Sácale el Máximo Partido a tu Beauty Blender



Buenos días preciosas


Creo que todas conocéis la famosa esponja de maquillaje BEAUTY BLENDER. Yo desde que la descubrí apenas uso otra cosa para aplicar la base de maquillaje, pero es que no es para lo único que podemos usarla.

De hecho os aseguro que cuando salgo de viaje no suelo llevar ninguna brocha y es con esta esponja con forma de huevo con la que aplico prácticamente todos los productos con los que maquillo mi piel.


Recordaros, por si alguna no lo sabe, que esta esponja se usa humedecida y siempre a toquecitos sobre la piel. 

Y ahora si, os cuento para qué la uso yo...






Para la BASE DE MAQUILLAJE es para lo que la usamos la mayoría. Y es que aplica y difumina el producto de forma muy sencilla y rápida. Empiezo dando toquecitos con su base y luego con la punta termino de llegar a todos los rincones como son por ejemplo las aletas de la nariz. Funciona estupendamente con las bases más densas ya que consigue que su aplicación sea más ligera.



Para el CORRECTOR es también genial. Para eso me ayudo de su punta. Es la herramienta que mejor integra el maquillaje con mi piel, sin dejar pliegues, sin marcar líneas de expresión y aportando esa naturalidad que tanto me gusta para esta zona. Lo hago siempre a toquecitos para no restar cobertura. Resultado: ojera cubierta y natural. Tenéis también la versión mini de estas esponjitas. Las MINI POWER PUFFS de W7 funcionan muy bien y son muy baratitas.





Si usáis POLVOS SUELTOS, probad a aplicarlos con la BEAUTY BLENDER. Es cierto que se tarda un pelín más pero merece muchísimo la pena el resultado. De hecho, siempre que invierto más tiempo en mi maquillaje lo hago de esta forma. Aplico un poco de polvos en la palma de mano y lo deposito en la esponjita mediante toques. Después paso a aplicarlo en el rostro haciendo hincapié en las zonas con mayor tendencia a los brillos. Os aconsejo siempre ir de menos a más ya que corremos el riesgo de aplicar demasiada cantidad y acartonar la piel. 

Haciéndolo así, además de sellar la base, disminuimos el poro e incluso las finas líneas de expresión. Consigue además que mi base dure más tiempo perfecta y que no quede la piel demasiado empolvada. 






Y por supuesto, también podéis usarla para aplicar cualquier producto en crema. Ahora en verano me gusta mucho esta textura que aporta una mayor jugosidad a la piel. Con la BEAUTY BLENDER se distribuye muy bien el producto y no vais a tener problemas con marcas o cortes. Además si no tenéis mucho tiempo, es la forma más rápida de maquillarse. Aplicáis el producto sobre la piel y vais difuminando con la esponjita sin problema alguno. Ya tenéis el BRONZER, COLORETE e ILUMINADOR en pocos segundos. Y si sois de contornearos el rostro lo mismo. 





Para terminar, deciros que mi esponja favorita de este tipo es la BEAUTY BLENDER, pero si no queréis invertir el dinero que cuesta os recomiendo sobre todo la de REAL TECHNIQUES, que es la naranja que veis en la imagen. La otra que podéis ver es la de W7, que es una caca maraca. Más dura que una piedra por lo que no ayuda a difuminar ni facilita la aplicación. No tiene nada que ver con sus hermanas minis. Aunque ayer, y por consejo de una compi de INSTAGRAM, la tuve en agua hirviendo un ratillo y oye está mucho más blanda. Ha mejorado mucho la cosa asi que ya sabéis si picasteis también con ella como yo.


Espero que os haya servido de ayuda, y por supuesto si le dais más usos dejádmelo en comentarios. Me encantará leeros. 


Os deseo un feliz fin de semana y nos vemos de vuelta este lunes 



Mil besos 😘😘😍😍💋💋



Como siempre, agradeceros el pasaros por aquí, dejar vuestro comentario o pregunta y por supuesto y si aún no lo has hecho, te invito a seguirme para no perderte ninguna de mis entradas.