Seguidores

lunes, 23 de enero de 2017

Ombre Iridescente, las Sombras en Crema de Clarins


Buenos días preciosas



Recordaros que ESTAMOS DE SORTEO. Os dejo el enlace por si os animáis a participar. Os espero.




Esta semana pasada no he podido dejaros todos los post que tenía pensados. Estoy hasta arriba entre trabajo, casa y demás obligaciones asi que no os puedo prometer una entrada diaria. 

Eso si, hoy estoy aquí y con una sombrita que estoy segura de que os va a encantar. Aporta un montón de luminosidad, es de alta fijación y encima es super fácil de aplicar. 

Vamos, que es perfecta para un maquillaje rápido con el que conseguir dar luz a la mirada.



¿Vamos a verla?








CLARINS es una firma de cosmética y maquillaje de alta gama, aunque sus precios no me parecen desorbitados para la calidad que tienen.


Desde que sacaron a la venta sus sombras en crema tenía fichadas varias, sobre todos las de su GAMA MATE, pero fue ver la SILVER PINK y saber que tenía que tenerla si o si.



Los días de diario no tengo mucho tiempo para maquillarme. Me levanto super temprano y la verdad, apuro muchísimo el tiempo para poder quedarme cinco minutillos más en la cama.


Por eso, las OMBRE IRIDESCENTE DE CLARINS son tan geniales. Es cierto que actualmente podemos encontrar mil y una sombras en crema pero os aseguro que estas de CLARINS son de las mejorcitas que he probado (ansío por probar las de NABLA y no creo que tarde en hacerlo).


Son cremosas, super sedosas, pero tienen acabado empolvado. Tienen una pigmentación y fijación altísimas, pero se dejan difuminar a la perfección. Tened en cuenta que estas sombras aportan mucho brillo al párpado y que este es más intenso incluso que el color.

Además el acabado es muy homogéneo por lo que no hay que reaplicar y reaplicar. 


Contienen polvo de bambú para ese acabado de larga duración y una mezcla de pigmentos soft focus que consiguen ese color puro del que os hablo. Y no nos van a resecar para nada el párpado, sino que lo van a cuidar, ya que entre sus ingredientes también vais a encontrar aceite de ricino.









Además sus tonos son perfectos para poder maquillarnos en cinco minutos y aportar un toque luminoso y especial a la mirada. Los días que voy más sobrada difumino cortes con alguna sombra mate, pero los días que me levanto sin tiempo, aplico en todo el párpado móvil con el dedo y queda también muy bonita. La adoro  💘💗💗

El tono que yo os estoy enseñando es el 05 SILVER PINK, un color rosa pero con subtono topo que  la convierte en una sombra muy especial y versátil.







En cuanto al packaging, es sencillo y elegante. Viene en un tarrito que debemos cerrar a la perfección para evitar que nuestra sombra se seque. Trae un montón de producto, 7 gramos y aunque su precio en la web de la firma es de 25 euros, siempre podéis encontrarla más barata en tiendas como FAPEX donde la compré por poco más de 17 euros.




Y vosotras, ¿habéis probado estas sombras de CLARINS? ¿Os gustan las sombras en crema?




Como siempre, agradeceros el pasaros por aquí, dejar vuestro comentario o pregunta y por supuesto y si aún no lo has hecho, te invito a seguirme para no perderte ninguna de mis entradas.